Rusia cuatro años fuera de los juegos olímpicos por escándalo de dopaje

Rusia fue suspendida de competir en cualquier evento deportivo internacional en los próximos cuatro años, incluidos los Juegos Olímpicos de Tokio, después de que se demostrara que había manipulado muestras en las pruebas antidopaje de sus atletas.

La decisión fue tomada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que concluyó que Moscú había alterado la información de los laboratorios de control mediante la implantación de evidencias falsas y que había eliminado los archivos que permitirían dar a conocer los casos de dopaje positivo.

Esto significa que la bandera y el himno ruso no estarán presentes en eventos como los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y el Mundial de Fútbol de Qatar 2022.

La AMA tomó la decisión por unanimidad y lo hizo después de que la Agencia de Antidopaje de Rusia (Rusada) fuera sancionada por manipular la información almacenada en sus laboratorios durante una investigación a principios de 2019.

Por su parte el presidente ruso Vladimir Putin aseguró que la exclusión del país de las principales competiciones deportivas mundiales durante cuatro años incluyendo los Juegos Olímpicos de 2020 y el Mundial de Fútbol de 2022, tiene motivaciones políticas ulteriores.

“No hay reproches para el Comité Olímpico Ruso, y sí no hay reproches para el comité, el país debería formar parte de las competiciones bajo su propia bandera”, indicó en el marco de la cumbre por el conflicto en el este de Ucrania que tuvo lugar este lunes en París.

“Todo castigo debe ser individual” y no “colectivo”, insistió. Y agregó: “Se dan todas las razones para creer que esta decisión está motivada no por una preocupación por un deporte limpio, sino que está motivada políticamente”, subrayó Putin.

title

Content Goes Here