DeSantis no planea cerrar Florida a pesar del aumento de casos de COVID-19


    El gobernador de Florida Ron DeSantis dijo esta semana que no tiene planes de imponer nuevas restricciones de coronavirus a pesar del reciente aumento de casos en el estado.

    "El gobernador no encerrará ni dañará a las familias que no pueden permitirse refugiarse en un lugar durante 6 semanas", dijo la oficina de DeSantis en un comunicado a los medios locales. "Especialmente no para un virus que tiene una tasa de supervivencia del 99,8%. Un área de preocupación son las instalaciones de vida asistida ".

    Cuando se trata de instalaciones de vida asistida en el estado, que enfrentan un mayor riesgo de infección por el coronavirus, el gobernador planea estar "preparado para trasladar activos terapéuticos y profilácticos a esas instalaciones según sea necesario".

    Hasta el miércoles, más de 890.000 personas en Florida han sido diagnosticadas con el coronavirus y casi 18.000 han muerto.

    Cinco alcaldes de Florida piden al gobernador Ron DeSantis que adopte un enfoque diferente para combatir el coronavirus. El grupo llevó a cabo una conferencia telefónica ayer miércoles, pidiendo un mandato de máscara en todo el estado y otras acciones. El alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, dijo que el enfoque del Estado del Sol para manejar la pandemia "está fallando horriblemente". El alcalde de San Petersburgo, Rick Kriseman, sostuvo que la "catástrofe económica será mucho peor" si no se aborda la situación ahora. Florida es uno de los tres estados que tienen más de 900 mil infecciones por coronavirus. El estado también tiene la cuarta mayor cifra de muertes relacionadas con el virus, solo por detrás de California, Texas y Nueva York.