Viajeros en acción de gracias verían largas filas en aeropuerto de Orlando


    Los viajeros que pasan por el Aeropuerto Internacional de Orlando durante el período festivo de Acción de Gracias pueden sorprenderse con las largas filas en los puntos de control de seguridad, un hecho habitual antes de la pandemia que desde entonces se ha vuelto poco común.

    Aunque las líneas de los aeropuertos en la era de COVID-19 son engañosas, ya que se alargan por un requisito de seis pies de espacio entre pasajeros.

    “Vamos a tener que extender las líneas”, dijo el director del aeropuerto, Phil Brown, al hablar de cumplir con el distanciamiento social. "Pero incluso con eso, tengo entendido que la mayoría de las personas pueden ingresar en unos 20 minutos".

    El aeropuerto predice un aumento considerable en el recuento de pasajeros para las vacaciones, incluso cuando los casos de COVID-19 están aumentando en muchos estados. La mayor fuente de viajeros del aeropuerto, Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, están muy afectados. San Juan, Puerto Rico es ahora el principal alimentador de la actividad del aeropuerto de Orlando.

    El aeropuerto está funcionando mejor que las proyecciones realizadas a principios del verano. Los funcionarios del aeropuerto esperaban entonces que el número total de viajeros, entrantes y salientes, sería de casi 27 millones para el año fiscal que terminó el 30 de septiembre. Brown dijo que el año fiscal cerró con más de 29 millones de pasajeros.